lunes, 17 de abril de 2017

Posiciones Nacionales en la Subbética - Zamoranos (Priego)

Durante toda la guerra, Jaén quedó del lado republicano, estableciéndose en las Subbéticas Cordobesas un frente que separaba ambas provincias. Ya hemos visto las posiciones del "CERRO DE LA CRUZ" en Almedinilla, las fortificaciones de "FUENTE TÓJAR" y los búnkeres de "LUQUE" entre otros.

Silueta de nido de ametralladora con cúpula
semidestruida

Ampliando la siguiente imagen podemos observar la red de trincheras y las fortificaciones.

1 - Linea de trincheras
2 - Nido de ametralladoras
3 - Parapeto semicircular para fusileros
4 - Refugio antiaéreo
5 - Nido de ametralladoras
6 - Linea de trincheras

Hoy veremos las Posiciones Nacionales en el Cerro La Taberna, en la aldea de Zamoranos (Priego), aunque en próximas entradas volveremos a ellas con más detalle. 

La cúpula del primer nido presenta un gran deterioro

El nido se halla comunicado mediante trincheras
con el refugio antiaéreo y con las ruinas de lo que
pudo ser otra construcción

Aunque este frente estuvo activo durante toda la guerra, el tipo de construcción de estas fortificaciones, indica que su edificación podría fecharse entre 1938 y 1939

Con una extensión de unos 10 mts. de galería
subterránea encontramos este refugio antiaéreo.
Al fondo, las Sierras Subbéticas y Zamoranos

Interior del refugio

El Cerro La Taberna se sitúa en los 549 m. de altitud. En el otro extremo (más al norte) encontramos otra red de trincheras con un nido de ametralladoras y un parapeto semicircular con aspilleras de fuego para fusileros 

Nido orientado hacía el frente republicano, con Alcaudete
 y la Sierra de Ahillos al fondo

A pesar del tiempo transcurrido, las trincheras son fáciles de seguir e identificar.






El parapeto presenta forma semicircular, aprovechando como abrigo una formación rocosa natural.



Vista frontal del parapeto con las aspilleras de fuego
 

sábado, 25 de marzo de 2017

Ruinas del Hospitalillo de Cerro Sordo - Espiel

En mi visita al Búnker de Cerro Sordo, en el término municipal de Espiel, tuve la fortuna de conocer a Luis Tejero, gran conocedor de la zona, que me descubrió este Hospital Militar, que sirvió también de Puesto de Mando, conocido entre los lugareños como "El Hospitalillo", y que para mí, pasó desapercibido en mi camino hacia el búnker, convencido que serían las ruinas de una cortijada.

Vista frontal.

Aún no he podido conseguir ninguna información sobre este Hospital, no se quién lo construyó, ni si fue utilizado por un solo bando, o ambos, pues este cerro cambió varias veces de dueño durante la contienda. Solo testimonios de gente del lugar, transmitidos de padres a hijos, y que al igual que esta construcción van desapareciendo con el tiempo.

Vista lateral tomada desde las cocinas, separadas del
Hospitalillo por la carretera que se construyó
durante la guerra.

Los Hospitales de Sangre son hospitales provisionales, situados cerca de donde tiene lugar la acción bélica, con el fin de dar pronto auxilio a los combatientes. Justo enfrente, y separado por la carretera, estaría el espacio habilitado para la cocina.

Vista trasera.

Exterior habilitado para cocina.

Detalle.


Detalle.

En la imagen inferior, vista lateral desde abajo, podemos observar la apertura de una canalización que llega del interior, y que posiblemente sería para el desagüe del agua usada en las operaciones practicadas dentro.



Detalle del desagüe.

En esta imagen podemos observar las huellas
de la existencia de una chimenea.

Otra perspectiva. A la derecha quedaría el desagüe, hoy
enterrado y oculto.

Si alguien puede dar más datos sobre este Hospital, o alguna reseña para poder encontrar información sobre él, será muy bien recibida.


martes, 7 de marzo de 2017

Trincheras del Tamujoso - Adamuz.

El 19 de Julio de 1936, la Guardia Civil, obedeciendo órdenes del Coronel Ciriaco Cascajo, se hizo cargo del Ayuntamiento y publicó el Bando de Estado de Guerra en Adamuz. El 10 de Agosto, apenas 22 días después, Adamuz fue recuperada para la República por fuerzas leales.

Puesto de tirador en la trinchera.

Adamuz, que a partir de esa fecha sería republicana hasta el final de la guerra, fue línea de frente durante toda la contienda.

Restos de trinchera excavadas en la tierra.

Tramo bien parapetado.

Al sur de Adamuz, en un saliente triangular amesetado, frente al Arroyo Tamujoso y a la Loma de los Terrones, encontramos estas trincheras que se extienden a su alrededor.


En la imagen inferior, extraída del conocido como "vuelo de los americanos" de los años 50, (que recoge fotográficamente, y desde el aire, toda la península) podemos observar con más claridad estas trincheras, con la impresión que se prolongaban por la parte superior (sobre la línea roja)


Aunque hoy en día se encuentran prácticamente semidestruidas y enterradas en gran parte de su recorrido, aún quedan tramos que nos permiten hacernos una idea de lo que fueron.





En el otro extremo del Arroyo Tamujoso, más al sur, en lugares como Las Mojoneras, el Cerro del Tabaco, la Sierrezuela, etc. encontraríamos las trincheras del Ejército franquista.


Vistas desde el parapeto.

En nuestro recorrido encontramos varios puestos de tirador

En esta imagen podemos observar el zigzagueo típico
de este tipo de construcciones.

Sirva esta imagen para hacernos una idea de su profundidad.

Muchas gracias a Manuel Cuestas, Concejal Delegado de Cultura del Ayuntamiento de Adamuz por mostrarnos estas trincheras y conseguir la autorización necesaria para visitarlas.

viernes, 17 de febrero de 2017

Búnker de La Granjuela - La Granjuela.

En abril de 1937 terminó la Batalla de Pozoblanco con la contraofensiva republicana, que logró tomar Valsequillo, La Granjuela y Los Blazquez, siendo detenidos en las inmediaciones de Peñarroya-Pueblonuevo, donde quedó establecido el frente.

Vista frontal, con tronera de fuego.

En el Frente de Peñarroya encontramos este búnker del Ejército franquista, ubicado en el término municipal de La Granjuela. Construido junto al tronco de una encina y amoldado a ésta, su copa le haría pasar desapercibido frente a la aviación enemiga.

Detalle de la adaptación del búnker al tronco de la encina.

Detalle desde la parte frontal.

En la siguiente imagen, vemos una captura ampliada de Google Earth con la encina en cuestión.

La flecha indica la encina que esconde el búnker.
¿Puedes verlo? La aviación republicana tampoco.

Se encontraría prácticamente alineado con otro (ya desaparecido) más próximo al Porvenir de la Industria, y los observatorios del >====> Búnker de Navalagrulla <====< y del >====> Peñón de Peñarroya <====<

Vista lateral, con el Peñón de Peñarroya al fondo.

Aproximadamente de 6 mts. de longitud por 2,5 de ancho, con muros de casi 1 metro de grosor, su interior, bastante amplio, además de la ametralladora, permitiría alojar una escuadra con espacio suficiente para guardar avituallamiento y munición.

Habitáculo en el interior.


Vista más amplia del interior donde podemos observar
la mesa para la ametralladora y la tronera de fuego.

La parte superior del búnker presenta 5 orificios de poca profundidad cuya función aún desconozco.



Presenta una sola puerta de acceso.





Detalle de tronera. Embudo escalonado.


martes, 24 de enero de 2017

Trincheras de Lopera II - Lopera (Jaén)

En anteriores entradas pudimos ver la >---> 1ª Recreación Histórica Batalla de Lopera <---< y la primera parte de las >---> Trincheras de Lopera <---<
Hoy continuamos con la segunda parte.

Nido de ametralladora. Vistas.

Estas casamatas son posteriores a la Batalla de Lopera, desde ellas se controlaba Lopera, Porcuna, la carretera hacia Bujalance, el arroyo Salado y el puente que lo cruza. 


A unos 100 mts. de las otras posiciones, están construidas sobre una pendiente, por lo que cuentan con escaleras. Esa pendiente contribuye a que el terreno se vaya comiendo la construcción. En las siguientes imágenes podemos observar desde varias tomas esta pendiente.




En la imagen inferior observamos la casamata casi al completo, vista desde el nido de ametralladora, donde podemos observar las aspilleras para fusileros, que rodean toda la casamata, y los huecos que servían para almacenar la munición.




Detalle de aspillera de fuego y depósito de munición.

 En Agosto del 37, 8 meses después de la Batalla de Lopera, el ejército republicano intentó tomarla de nuevo, entrando los brigadistas de madrugada y sorprendiendo a los nacionales. Pero por la mañana la operación fracasaría de nuevo y Lopera continuaría en poder de los franquistas hasta el final de la guerra.